Buscar
Elementos generales
Palabras exactas
Búsqueda en el título
Búsqueda en el contenido
Búsqueda en el resumen
Filter by Categorías
Historias de Migrantes Ecuatorianos

Noticias para migrantes Ecuatorianos Otto Sonnenhozlner quiere resolver la inseguridad, la reactivación económica desde Carondelet – Diario La Hora

Migrante Ecuatoriano

Migrante Ecuatoriano es un periódico digital en español que comunica las noticias más relevantes de Ecuador dirigido para los Migrantes ecuatorianos en el extranjero. Además brindamos un contenido curado de noticias relevantes en varios medios de comunicación a nivel mundial que busca señalar tendencias y oportunidades, nuestro propósito es la generación de un contenido de opinión e informativo.


El candidato por la Alianza Actuemos, Otto Sonnenholzner, considera que las elecciones anticipadas irán a una segunda vuelta y espera que su propuesta de gobierno pueda sumar apoyos.

Los binomios presidenciales completaron su inscripción ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), la Alianza Actuemos, encabezada por el exvicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, se configura como una de las llamadas a competir por la preferencia del electorado.

En una entrevista con LA HORA, Sonnenholzner delineó las líneas de su plan de gobierno, en el que pondrá énfasis en el control de la inseguridad, una verdadera reactivación económica y planes para la atención de los problemas sociales como la educación y la salud.

Está seguro que las elecciones anticipadas tendrán segunda vuelta y espera que en ese momento puedan unirse fuerzas para derrotar al autoritarismo que buscar recuperar el poder y poner en peligro la democracia

Agregó que en Ecuador es momento de “dar prioridad a las ideas y proyectos y no a personas”.

P.- ¿Parecía una campaña más corta, pero hay tiempo?

Creo que el CNE limitó demasiado este plazo para armar las listas, en dos semanas armar las listas nacionales, fue difícil pero se hizo. Lo que pasa es que nada está regulado. Toda la normativa electoral está basada en una elección normal. Entonces, creo que las inscripciones tienen que estar hechas varios meses antes de la votación. Se debe normar la muerte cruzada como proceso electoral, debe haber una normativa especial, no puedes regirte por un calendario normal en medio de un proceso así de golpe y de imprevisto.

P.- ¿Cuántos candidatos va a poner el partido?

La Alianza Actuemos está presentando los 137 candidatos que necesita la Asamblea Nacional. Estamos presentando todo. Hemos buscado principalmente personas que sean nuevas, pero que tengan experiencia en temas públicos, que tengan causas por las que valga la pena. Hoy (13 de junio) los vamos a presentar, vamos a estar con ellos, vamos a estar juntos por primera vez todo el grupo. Esto ha sido un desafío muy importante, sobre todo porque los partidos que se estaban sumando tenían como condición, que no pusieran condiciones, pero evidentemente querían también ciertos espacios.

P.- ¿Hubo un momento de duda? ¿Si valía la pena presentar la candidatura en este momento o esperar a 2025?

Estábamos preparando un proyecto, estábamos proponiendo ideas, eso es lo más importante. En este caso, las ideas tienen que ser más importantes que las personas. Cuando veo proyectos políticos que dicen que su única razón es rendirle culto a un individuo, eso no nos va a llevar a ninguna parte. El país tiene que priorizar las ideas, los proyectos, las causas por encima de los individuos. Estábamos trabajando bajo esa lógica pensando en el 2025. No hubo duda, lo que hubo es dificultad para armar el proceso de las listas y dificultad para unificar a las organizaciones que estábamos trabajando. Llegué a pensar que iba a ser difícil cumplir los plazos. Esa fue la incertidumbre, porque no te puedes lanzar sin las listas a asambleístas, salvo que estés pensando en hacer una Constituyente y repetir la fórmula 2006. Y el tiempo para hacer los acuerdos fue corto.

P.- ¿Es un tema de renunciar y lograr los acuerdos?

Es más ceder. Siempre he dicho que ceder no es perder, pero nunca puedes ceder en los principios, aquí había un principio que era unir a país por objetivos, poner gente con trayectoria de honestidad, con capacidad de servicio y lo hemos logrado.

P.- ¿Cuáles son esos objetivos mínimos?

El país tiene claro cuáles son los objetivos nacionales: recuperar la paz, poner plata en los hogares y generar prosperidad en el país; sin ninguna duda, esos son los objetivos que nos deben unir.

P.- ¿Cómo lograr esos objetivos?

No hay fórmulas mágicas, esto es un proceso, es un desafío grande en un tiempo corto, pero hay muchas cosas que se pueden hacer y que pueden dar resultados rápidos. Lo primero, recuperar el control de las cárceles. Para mí, en este tema tenemos dos etapas, la primera, la de separación de los reos en función de su peligrosidad. En Ecuador vas preso por una pensión alimenticia y terminas en el mismo pabellón que un homicida en serie, eso no ocurre en ningún lugar del mundo, así no se puede tener un sistema penitenciario. Aquí los presos están divididos por pandillas, no por su peligrosidad. Tienes el pabellón de los Lagartos, el de los Choneros, así no va a funcionar. El país requiere centros de máxima seguridad.

P.- ¿Va a construir nuevas cárceles?

Solo tres cárceles de máxima seguridad. Las cárceles están descontroladas. Hoy lo recomendable es tener cárceles específicas, según la peligrosidad. Pero el país necesita tres cárceles de máxima seguridad y ya estamos en contacto con empresas que estarían dispuestas a hacer esas inversiones bajo la modalidad de una  alianza público- privada. No solo por temas de hacinamiento, sino porque estos individuos de altísima peligrosidad, hoy están en un régimen que les permite seguir controlando el delito desde la cárcel. Necesitamos tenerlos bajo un régimen donde cumplan realmente su pena y que tengan limitaciones.

P.- ¿De qué tipo de limitaciones estamos hablando?

El acceso a las telecomunicaciones, de la comunicación, debe estar muy restringido. También el tiempo de contacto con otras personas, el tiempo al aire libre. Todo eso tiene que estar restringido y ese control se tiene que hacer en función de métodos tecnológicos que reduzcan la participación de los funcionarios penitenciarios, porque el otro problema es que estas son personas poderosas, que corrompen con facilidad a los funcionarios penitenciarios.

P.- ¿Cuánto tiempo tomará la construcción de estos centros penitenciarios?

Por lo menos un año, eso hay que decirlo. A la par debemos invertir en tecnología para los centros existentes, ya no funcionan los inhibidores de señal, no funcionan los escáneres de ingreso, no hay control de puertas electrónico, no hay cámaras modernas, esto sí es inmediato. Desde 2019 estaba aprobado un proyecto con el BID para esta renovación, es un financiamiento por $50 millones. Una tiene que estar cerca de la ciudad de Guayaquil, en la provincia del Guayas, la otra tiene que estar en el sur y otra en el centro del Ecuador.

P.- ¿A la par se desarrollará un programa de rehabilitación social?

Hoy no existe la rehabilitación social. Hoy te encierran y tú ves que haces allí. Ese es otro tema que hay que abordar. Si no entendemos que las cárceles son un elemento clave en materia de seguridad, no vamos a resolver esta crisis. Lo otro es el control de armas, desgraciadamente, ha existido una permisividad en esa materia que ha hecho que en muchos lugares del país los delincuentes estén mejor armados y mejor equipados que la misma fuerza pública. Y vemos a los policías renunciar porque tienen un justo temor a perder su vida. Si no les garantizamos la seguridad y la superioridad frente al crimen, cómo les podemos pedir que hagan su trabajo.

P.- ¿El problema es sólo las armas o hay que atender otros temas?

No son solo las armas, hay la necesidad de un respaldo político del cual se carece, de una estrategia clara, pero sobre todo un elemento que es fundamental, tanto para el control de armas como para la operación policial, que es la única ventaja que tiene el Estado en la lucha contra el crimen que es la inversión en inteligencia. El Estado puede acceder de forma exclusiva a equipamiento que le pone cinco pasos por delante de los delincuentes. Hoy la inversión en inteligencia no llega a $20 millones, es absolutamente nada, comparado con la amenaza que enfrentamos.

P.-¿Cuánto se debe invertir en Inteligencia?

Por lo menos cinco o seis veces eso para empezar a dar resultados, y si quieres mantener los resultados tienes que seguir incrementando, la mejor planta que puedes invertir es en inteligencia porque sabes exactamente por dónde entran las armas, dónde las guardan y eso te permite desarmar a los delincuentes y poder actuar en superioridad, pero empezar una guerrilla urbana, sin tener buena inteligencia, es ir a perder y nosotros no podemos darnos el lujo de perder.

P. ¿El General Paco Moncayo dijo que parte del problema de la seguridad es consecuencia de la eliminación del sistema de seguridad por parte del presidente Lenín Moreno y que ellos están reconstruyendo?

Desconozco en qué se basa para dar ese argumento, pero tienen tres años en el poder. Le van a seguir echando la culpa a un Gobierno que tenía seis o siete muertes violentas por cada 100 mil habitantes. El día que yo dejé la Vicepresidencia, a pesar de que yo no tenía esa competencia, las muertes violentas eran siete de cada 100 mil habitantes, hoy son 27 y vamos a terminar en 35 este año. Él puede decir lo que quiera, pero me remito a los hechos, ¿qué han hecho en estos dos años?, con quejidos no se resuelven los problemas y el cuento tampoco quita el hambre. Entonces, con todo respeto al General; a quien conozco poco, debería de hablar más de lo que no han hecho y menos de lo que creen que no hicieron los demás.

 P.- ¿La estrategia entonces va a ser dejar de culpar a los anteriores gobiernos?

Yo no veo al retrovisor, aquí el problema es ¿qué resolver?, hay que conducir en un camino difícil, donde tenemos que tener los ojos puestos hacia adelante. Evidentemente, del pasado hay que aprender, porque los errores tienen que convertirse en lecciones. Pero no podemos permitir que sigamos viendo responsabilidades, hay mil errores de los que podemos hablar, no solo del Gobierno del cual fui parte, sino también del anterior, pero ya está hecho. Participé en la medida de lo posible, en los temas que me permitieron participar. Se retomó el control del océano Pacífico con los vuelos de cooperación con Estados Unidos, lo que permitió el incremento de captura de drogas. Se cambió, si se quiere, esa lógica pasiva en relación con los carteles delictivos, pero no ha sido suficiente y a este Gobierno se le ha ido de las manos.

 P.- ¿Cuál es el plan para la reactivación económica?

La segunda preocupación de los ecuatorianos es la falta de oportunidades de su propia tierra, sí revisamos las cifras de migración, creo que estamos subregistrando lo que está ocurriendo. Se ha incrementado el ingreso de remesas en los últimos dos años; es decir, el fenómeno es mucho mayor del que creemos. ¿Pero por qué te vas?. Porque no encuentras oportunidades, porque abres un negocio y te extorsionan, porque sales a la calle y te roban, porque no hay actividad económica suficiente. El Gobierno miente en cuanto a las cifras, hablan de una reactivación, de una recuperación, pero no dicen que están comparando las cifras con un año de pandemia. ¿Qué comparación es esa? La comparación válida sería como el nuevo número de la población que creció; es decir, tienes una población más grande y recién tienes el mismo tamaño de la economía de antes de la pandemia. Estamos en saldo negativo.

P.- ¿ Ante estas adversidades qué hacer en tan corto tiempo?

Han confundido el tema de la estabilidad fiscal como fin y no han entendido que la estabilidad es un medio para generar bienestar de forma sostenible. Se tomaron decisiones difíciles, sobre todo en 2020, complejas, que permiten que hoy la situación fiscal sea algo mejor, no es la ideal, hay un montón de problemas aún, esa es otra mentira. Venden una idea de que las cuentas están en orden. No es verdad, para este año se necesitan $9.000 millones de financiamiento. Y de forma irresponsable, están eliminando el ISD, son casi $900 millones menos de ingresos. Cuando ya se había regulado para que ese impuesto no afectará a la inversión, no afecta al dinero que viene del extranjero, no afecta a la familia que tiene un hijo que estudia afuera, no afecte al ciudadano que busca curar su salud en el extranjero. Ya funcionaba, recaudaba $1.200 millones. La gente habla del Yasuní que son $200 o $300 millones. Bueno, lo del ISD son $900 millones, son actos irresponsables, porque Ecuador necesita esos recursos para invertirlos.

P.- ¿En qué hace falta invertir?

La economía solo va a crecer si se reactiva la inversión pública. Hay espacios para invertir, para colocar entre $1.500 y $2 mil millones. Hay fondos sobre todo en los organismos multilaterales, que estarían dispuestos a invertir en proyectos específicos. Pero si tienes entre $1.500 a $2 mil millones, puedes en 16 meses iniciar un programa de recuperación de infraestructura, que no signifique la construcción de proyectos nuevos porque no alcanza, entre planificar y desarrollar, hasta que licites se te va el año y medio; pero si vas a un programa de recuperación de infraestructura puedes; casi de inmediato, empezar a recuperar la infraestructura vial, escolar, hospitalaria, dando empleo a albañiles, a carpinteros, a pintores, a maestros de obra, que nos va a ayudar a tener la infraestructura pública en buen estado y va a generar actividad económica.

P.- ¿Cómo hacemos eso si sabemos que va a activarse el fenómeno de El Niño?

La naturaleza es impredecible, todas las alertas dicen que el fenómeno de El Niño ya está aquí, ya está golpeando en Esmeraldas. No quisiera ser muy técnico, pero si no está en el resto de la Costa es porque la corriente Humboldt y sigue empujando hacia arriba a la corriente de El Niño, pero en un momento puede cambiar y a El Niño lo vamos a sentir en el resto del país. Nosotros ya estamos actuando en Esmeraldas dentro de nuestras posibilidades, hemos coordinado ayuda humanitaria y vamos a seguir haciéndolo mientras sea necesario. La responsabilidad sobre la prevención y el salvar vidas, recae sobre el Gobierno actual, nosotros como candidatos lo que podemos decir es qué es lo que podrían estar haciendo y hacer lo que está a nuestro alcance, que es básicamente ayudar. Pero el Gobierno debería de estar invirtiendo al menos $300 millones en planes de mantenimiento en el sistema de drenaje, debemos prepararnos para poder evacuar oportunamente. El Sistema de Gestión de Riesgos ya tiene identificadas las zonas con posibilidad de inundaciones, tenemos que tener el censo poblacional actualizado de las personas que van a necesitar ser evacuados y los lugares para atenderlos. El nuevo gobierno entra en noviembre y, en ese momento, ya tendremos el agua al cuello.

P.- ¿El Gobierno ya declaró la alerta amarilla en la Costa y la Sierra?

Pero, ¿qué están haciendo?, es mi pregunta. Tienen identificadas las zonas de evacuación, donde vamos a brindar soluciones habitacionales a esas familias. Ya tienen ubicados los recursos para alimentarlos por algunos meses. Todo eso hay que hacer. En qué tiene que trabajar el nuevo Gobierno, en la reactivación económica. El impacto va a ser muy fuerte. Nosotros El Niño no lo hemos vivido desde el 98. Y el impacto de El Niño en el 98 en parte ocasionó la crisis financiera del 2000. Entonces, El Niño tiene un impacto real en nuestra economía, sobre todo en la Costa. La economía no petrolera está basada en la Costa, en más de un 80%. Tenemos que identificar y entender que por lo menos vamos a necesitar $3.000 millones sino $6.000 millones para reactivar, sobre todo vamos al refinanciamiento y préstamos de reactivación productiva, pero ese dinero tiene que estar ya ubicado con los multilaterales. Estoy en contacto con autoridades de esas organizaciones, para entender cuál es la cantidad de recursos a los que podremos acceder. Pero es este Gobierno quien tiene que estar haciendo que eso sea un hecho para no perder tiempo.

P.-  ¿Están en comunicación con el Gobierno?

No tengo comunicación con el Gobierno, le puedo decir por esta vía que hagan la tarea porque están en riesgo las vidas de los ecuatorianos y la posibilidad de que esta crisis sea nuevamente una tragedia. El que tiene que estar hablando con los multilaterales, es el Ministro de Finanzas, aunque en estas circunstancias yo elevaría a nivel al Presidente de la República porque es una urgencia que amerita prioridad.

P.-¿Quiénes son las piezas de tu equipo claves para la comunicación con los multilaterales?

Tenemos un equipo y muchas de estas personas ya están ayudando en estas gestiones, pero repito, en nuestro caso es meramente informativo, porque nosotros no somos en este momento la autoridad, estamos es levantando una alerta. El equipo lo vamos a presentar oportunamente. Ya presentamos a la Vicepresidenta de la República (Érika Paredes) y durante la campaña, iremos presentando a los expertos en seguridad, en salud, educación y economía.

P.- ¿Por qué no ha tenido contacto con el Gobierno, ha existido un cierre o no se ha acercado a ellos?

No he hablado con ellos, no soy parte de este proyecto político, no tengo relación. Creo que he hecho suficientes advertencias. Este Gobierno lo que ha tenido no ha sido carencia de ideas, no han tenido gestión. Entonces, si no van a tener gestión en esta emergencia. Ya tienen que gestionar, la administración pública es gestión y no se resuelven los problemas poniéndose bravo. Los problemas se resuelven liderando, convenciendo a la gente para actuar. Si el Gobierno va a fracasar en esta gestión sería muy doloroso y no es mucho lo que nosotros podamos hacer, solo seguir ayudando dentro de nuestras posibilidades.

P.- ¿Hacia dónde va dirigido el tercer eje de su proyecto?

Es el eje social, que tiene que ver con la salud, educación y nuevas formas de inversión social.  Nosotros tenemos recursos limitados y tenemos un gasto social importante, pero creo que ese gasto social puede reorientarse. Por ejemplo, hay cosas que a mí me importan mucho. La inclusión escolar sería mucho más efectiva si los estudiantes supieran que el transporte público para ellos es gratuito. Tenemos que ver cómo implementar un sistema que funcione, porque el transporte público es competencia de los gobiernos locales. Cómo Gobierno nacional deberíamos encontrar la forma, al menos en asociación con los gobiernos locales para facilitar que los jóvenes y los niños no tengan que pensar en cómo tomar el bus.

P.- ¿Y cómo implementar esto en las zonas rurales?

En las zonas rurales debemos trabajar en reabrir las escuelas rurales, que se cerraron, no quiero decirte malintencionadamente, pero si fue inoportuno, porque quedó claro que los chicos que vivían en las comunidades, sobre todo para la Sierra, pero también en la Costa, no tenían forma de llegar a las nuevas escuelas. Muy bonitas pero no tenían cómo llegar. En la ruralidad, evidentemente, no hay transporte público como en la ciudad. Hay un sistema de camionetas que dan transporte rural y habría que ver, comunidad por comunidad, cómo se resuelve cada problema, porque cada comunidad tiene una realidad distinta.

P.- ¿La inversión en Educación es un trabajo a largo plazo?

Es la reflexión que siempre hago, porque evidentemente la inversión en educación se ha simplificado a la infraestructura educativa; que es importante, pero que no resuelve el problema. El problema se resuelve cambiando o haciendo gradualmente una discusión respecto al modelo pedagógico. Nuestro plan de operación, que a partir de hoy va a ser público, planteamos conceptos sobre el modelo pedagógico, y eso no da resultados en un período, ni en tres, da resultados en 10 años, pero se trata del Ecuador y de lo que juntos podamos hacer. Vamos a dejar establecida la discusión y en esos 16 meses, inclusive la implementación de un modelo pedagógico que se adapte a las nuevas realidades de este planeta, que demanda a jóvenes con capacidad de razonamiento, de resolución de problemas, con habilidades tecnológicas, que ya se tenga claro que la memoria no es una prioridad. Al final del día, nací aquí, quiero morir aquí, quiero que mis hijos sigan aquí, no quisiera que mis hijos vengan como hacen tantos niños de Ecuador y que digan  que no encuentran oportunidad en este país. Y para eso necesitamos que todos puedan acceder a una educación que garantice oportunidades. Hay que trabajar, sé que es fácil decirlo, sé que es difícil hacerlo, pero estoy consciente de que hay que empezar ese camino.

P.- ¿Cuándo empezó a trabajar el plan?

Casi desde que dejé el servicio público, si se quiere desde que terminó la elección del 2021.

P.- ¿Quién lo va a acompañar en este Plan de Gobierno?

Distintas personas especialistas. Y ahora los vamos a conocer, vamos a hacer mesas sectoriales porque los planes no están escritos en piedra, esta es nuestra propuesta, pero seguimos recibiendo sugerencias, ideas. Y ahora en este año que estuve en la Universidad, también sumamos expertos extranjeros. Hemos conseguido apoyos importantes.

P.- Muchos partidos han presentado a sus candidatos a la Asamblea Nacional, ¿Cómo se prepara para un parlamento fraccionado?

La historia de nuestro país nos dice que la única Asamblea peor que la que sale, es la que llega, por desgracia. Lo primero que estamos haciendo es presentar cuadros distintos para empezar a cambiar las cosas. Son personas que no están tratando de resolver sus problemas personales, políticos o judiciales. No están por venganza. Estamos poniendo personas comprometidas con las causas. Evidentemente, esperamos tener un bloque importante en la Asamblea.

P.- ¿Cuántos asambleístas aspiran tener?

Es difícil decir, si vemos encuestas hoy deberíamos de poder llegar aproximadamente a 30 legisladores. Hay una fuerza política que va a tener más. Nosotros esperamos ser la segunda fuerza política del Legislativo. Pienso que el Gobierno actual es en gran parte responsable de lo que le ocurrió, se buscó broncas innecesarias y fracasó en la gestión y la única forma de tener respaldo político es tener respaldo ciudadano, ningún legislador, respalda un Gobierno que no da resultados. Lo primero es dar resultados, una vez con resultados, puedes exigir respaldo a los legisladores. Algunas de las cosas que hemos hablado ameritan reformas legales, las cárceles de máxima seguridad, los jueces en el extranjero.

P.- ¿Qué significa esta propuesta de jueces en el extranjero?

Es una de las propuestas en seguridad, que es garantizar la vida de las autoridades judiciales que se están enfrentando a los delincuentes, y si en el país no podemos garantizar la seguridad, creo que hay que analizar la alternativa de que ellos puedan despachar de forma telemática desde países donde su seguridad y la de su familia esté garantizada. Entonces, eso amerita una reforma legal. Todo eso lo vamos a llevar al legislativo. Si el legislativo no está dispuesto a alinearse en esta agenda, vamos a una consulta popular en 60 días. No tenemos tiempo que perder.

P.- Esa consulta popular es una idea que le surge en este momento o ¿Ya tiene preguntas?

Lo que pasa es que entendemos que parte de nuestra propuesta conlleva a reformas legales, unas más urgentes que otras, las de seguridad son urgentes. Si el legislativo no entiende que la urgencia no nos va a quedar otra que proponer una consulta a la ciudadanía. No nos vamos a quedar de brazos cruzados. No tenemos las preguntas porque no creemos que sea necesario, pero de ser necesario las haremos en 24 horas.

P.- ¿Usted dijo que no hay que pelearse, pero está hablando de enfrentar al correísmo y al PSC?

Creo que puedo basarme en mi experiencia como Vicepresidente. Yo me dediqué a trabajar, a resolver problemas, a dar solución, a enfrentar crisis. Pero la política es real y nosotros nos dedicamos a combatir la corrupción. En mi caso, denunciar la corrupción en los hospitales, y hasta el día de hoy me cuesta amenazas, calumnias, injurias. También sé hacer eso, pero no es por peleas políticas, no es por espacios de poder, es por solucionar los problemas de los ciudadanos. Pero aquí las peleas son por ego, por vanidad, por corrupción, esas peleas no marcan.

P.- Rafael Correa puso un tuit diciendo “Érika fue parte de nuestro Gobierno, incluso me pidió una carta de recomendación para Harvard”. ¿Esto es parte de no pelearse?

Primero me alegra que él (Correa) le considere que es una profesional de primera, enhorabuena. Segundo, le invito a leer el currículum de Érika Paredes.

P.- ¿En el Currículum figura que fue secretaria de Gestión Logística de Correa, era quien coordinaba los encuentros a Rafael Correa en 2015?

Es parte de lo que ha hecho.

P.- ¿Pero no cree que es relevante?

Yo trabajé en la Vicepresidencia de la República con 100 funcionarios que trabajaron con otros vicepresidentes, que no son coidearios míos. ¿Los iba a botar? ¿El 90% de ellos?; y aquí tienes una de ellas, hicieron un gran trabajo. Tú crees que la política es una secta, que uno se mete al servicio público para rendirle culto a un individuo. Perdón, yo quiero aclarar que la política es para servir, la política no es para rendirle culto a individuos, que él (Correa) crea que eso es la política, que él escoja a sus aliados en función a eso, es problema de él, no es problema es mío. Mi problema es traer a la gente más capaz. Erika Paredes tiene 10 años trabajando en las Naciones Unidas, haciendo compras públicas unificadas para ahorrar miles de millones de dólares a más de 60 países, y ahora lo va a hacer con nosotros para ahorrarle recursos al Ecuador. Erika tiene experiencia en conseguir fondos para evitar la explotación en lugares donde hay problemas ambientales y conseguir recursos a cambio de la conservación. Érika sabe de administración pública. Sí, trabajo en un Gobierno, como yo también trabajé en un Gobierno, pero sirviendo al país.

P.- ¿No se considera morenista?

No me considero y espero que nadie se considere ottista, porque eso es parte de la vanidad y del ego que tiene destruido a este país, espero que nadie se considere ottista, me parece ridículo, un absurdo.

P.- ¿Cómo cambiar esta realidad de la política?

Con el ejemplo, trayendo a la gente más capaz, no por dónde sirvió, sino porque hizo cuando tuvo la oportunidad de servir. Erika no ha militado en ningún proyecto político, no ha pedido nunca el voto por nadie, esta es su primera campaña electoral, al igual que la mía. Y somos gente con capacidad, con experiencia, y queremos servir al Ecuador. Ahora, si voy a alejar a la gente capaz porque trabajó con fulano, estamos liquidados, no vamos a ir a ninguna parte. Necesito gente capaz que no esté comprometida con un individuo, sino con la honestidad, con la capacidad, con la decencia, junto a este proyecto.

P.- Una alta autoridad de la Justicia, nos dijo hablando sobre la política. Villavicencio es muy visceral, Otto es muy bonachón.

Me llamo Otto Sonnenholzner, el país ha visto mi capacidad de trabajo, mi determinación y mi valentía. No le tengo que contar a nadie, hagan un poquito de memoria para que vea quién da la cara en este país cuando las cosas se ponen mal. Y si estoy aquí en esta circunstancia es justamente porque las cosas están mal. Si el señor Guillermo Lasso hubiese tenido la capacidad de recuperar al país como correspondía, me hubiese quedado en casa tranquilo, en paz. A mí no me hace falta. Lo hago porque tengo vocación de servicio y capacidad de trabajo, pero sobre todo la entereza para hacer que las cosas pasen y no porque lo digo, sino porque ya lo demostré, sino la gente no estaría dispuesta a darme el voto. La gente cree que ser fuerte, es ser bravo, que ser fuerte es insultar o calumniar. No, ser fuerte, es saber gobernarte primero a ti mismo, tomar decisiones difíciles, aunque la gente cercana crea que puedes estar equivocado, pero tú sabes que es lo correcto. Eso es ser fuerte, tomar decisiones valientes y teniendo la determinación de hacer las cosas. Si tú quieres gobernar un país, primero gobiérnate a ti mismo. Este país no se resuelve diciendo que fulano es ladrón, es delincuente. Se resuelve cuando el que es ladrón responde ante la justicia, no porque yo lo digo, sino porque la justicia actúa. El Gobierno debe sancionar la corrupción cuando ocurre en casa dentro, como ocurrió cuando fui Gobierno, porque también hubo corrupción durante ese Gobierno, pero todas esas personas están respondiendo a otra justicia. No soy juez, pero sí me responsabilizo de que la corrupción no se esconda debajo de la alfombra.

P.- Hemos hablado con dos candidatos, ambos tienen críticas, uno dice que no conoce, que no has estado aquí. El otro dijo que se sentaría a conversar aunque hay que tener en cuenta de que abandonó el barco cuando las cosas se pusieron difíciles…

Cuando se ponen las cosas difíciles. Quiero enseñarles. Primero me impresiona cómo todos los candidatos hablan de mí, yo no hablo de ninguno, no me interesa, no es relevante, yo estoy hablando de lo que vamos a hacer. Hablan de mí porque han de tener las mismas encuestas que tengo yo. Entonces les preocupa que ellos no van a quedar y nosotros sí. Estas son las cifras de muertes durante la pandemia, es la cifra más cruda que tú puedes ver sobre el impacto letal de esa crisis global. Ves el pico, en marzo- abril, el resto está equilibrado hasta el mes de julio. ¿Quién estuvo al frente de este país entre marzo y abril del 2020 cuando estábamos enterrando a 800 personas diarias en Guayaquil?. ¿Dónde estaban ellos? Estaban en su casa con aire acondicionado comiendo pan de yuca. Entonces, cuando el contrincante se equivoca, uno no tiene que interrumpirlo. Déjenlos que sigan diciendo eso. Ayer vimos la valoración positiva hasta el día de hoy, después de tres años, que tienen los ecuatorianos de mi gestión.

P.- ¿Por qué abandonó su gestión como Vicepresidente?

Yo dije que cuando el cargo de Vicepresidente se convirtiera en un impedimento para hacer mi misión me iba a ir. No me iba a quedar como otros cobrando sin hacer nada. El cargo se convirtió en un impedimento, generó malestar en la clase política del país, por el hecho de que a los ciudadanos les agradó mi gestión. Eso ya es problema de ellos. Yo salí a seguir trabajando, recorrí el país llevando ayuda.

P.- ¿Pero por qué se fue?

Lo estoy diciendo, el cargo se convirtió en un impedimento para hacerlo. Yo en ese momento no pude ser más específico. Yo no pateo a nadie, esa no es mi forma de ser. Yo tomo decisiones y asumo la responsabilidad de esa decisión. Y tampoco iba a generar una mayor crisis en medio de una situación compleja. Pero una vez estabilizadas las cifras de la pandemia, como te lo acabo de demostrar. Y una vez resuelto el problema económico, que era un tema que a mí me preocupaba, el haber podido renegociar la deuda para obtener $14.000 millones para solventar la situación del país. Ese día yo cumplí mi misión y agradecí, porque el malestar que yo creé en ciertos políticos de este país había generado una intención de paralizar mi trabajo y yo no me iba a quedar ahí sentado.

P.- ¿Es necesaria la unidad por causas, como usted asegura?

Se ha avanzado porque si tú ves son 8 y no 16 los candidatos y eso es parte del esfuerzo que hemos venido haciendo.

P.- ¿Pero no es por la crisis interna de ID y Pachakutik?

En general, hay la mitad de candidatos y cada vez el número es menor. Yo venía trabajando en este proyecto, incluyendo espacios de unidad, para que los partidos entiendan que la dispersión hace daño al proyecto. Creo que algunos candidatos han seguido esa línea y han sumado partidos, no porque traigan votos o sino porque los partidos han entendido la importancia de no fragmentar.

P.- En definitiva les preguntamos: ¿Se sentarían los tres, Yaku Pérez, Fernando Villavicencio y Otto Sonnenholzner? Dos ya dijeron que sí. ¿Usted estaría dispuesto a sentarse?

Eso ya no va. Pero trabajar por temas es interesante. Yo creo que si tienen buenas ideas, serán bienvenidas y ojalá ellos tomen las nuestras. No he visto sus planes de gobierno, como te digo, no me estoy fijando en los otros candidatos, no hablo de ellos, no me interesa, yo no hablo mal de nadie, dejo que mis actos hablen por mí. El Ecuador tiene un sistema de dos vueltas. En segunda vuelta, ojalá se sumen todos los que puedan ayudar.

P.- ¿Ves la elección en una segunda vuelta, nadie gana en la primera vuelta?

Hay dos vueltas. Y vamos a entrar en ese momento.

P.- ¿Usted y quién más?

Bueno, es evidente que la fuerza política de Socialismo del Siglo XXI tiene hoy, viendo las encuestas, alrededor de 22% de intención del voto, entre 22% y 25%. Con esta candidata, más 22% que 25%, porque es una desconocida. Nosotros estamos después de ellos y vamos a hacer el trabajo para crecer un poco más. (GV- JC- JG- ILS)



Link original publicado el Diario el Mercurio

VIDA DEL MIGRANTE ECUATORIANO

Recomendados

Share This